Archivo de mayo de 2013

No hay quien lo entienda

Porque el divorciado que se “casa” con otra está en pecado y fuera de la Iglesia.
Un cura amigo me dijo que así era ya en el Antiguo Testamento.
Y que hoy, la alta autoridad eclesiástica lo ratifica al cien por cien.
“Apañitos”: NO
Su mujer le puso los cuernos y se fue con el otro.
Su marido la pegaba especialmente cuando se emborrachaba. Que era con frecuencia.
Se encontraron.
SE enamoraron
Los hijos de ambos están felices con ellos.
Son católicos de pura cepa.
Si se “casan” por lo civil quedan fuera de la Iglesia.
No podrán comulgar.
Sus hijos se apartaran también.
Pues va a ser que no.
Que no hay cambio.
Fuera!!!!

XXX

Pues bien, ayer estuve en una boda civil de católicos fracasados en su primer matrimonio.
En el Ayuntamiento.
El Concejal que “les casaba”, católico practicante.
Ellos católicos practicantes.
Las dos familias: católicas practicantes.
Con amigos católicos practicantes.
Y entre estos destacaban cinco sacerdotes con su distintivo sacerdotal.
Algunos con cargos “altos”.
Uno de ellos venido de Roma para la ceremonia.
Sus palabras de consuelo y exigencia para la nueva familia.
Sus amplias y sentidas bendiciones.
Sus oraciones improvisadas y profundas me impresionaron.
Evidentemente Dios estaba presente allí.
Y, sin embargo, para jerarquía….
Entiendes estos?
Explícamelo!!!!

LAICOS

Llega su liberación.
Laicos viene de “laos”, propulacho.
Gente “de abajo”.
Ni militares victoriosos.
Ni clérigos reputados.
Puro pueblo.
Solo servían para trabajar, producir, dar de comer y vivir a todos.
Los pobrecillos solamente servían para eso.
Ni heroicos guerreros.
Ni cultos y santos clericales.
Laicos.

XXX

Y esto llega, más o menos suavizado hasta nuestros días.
Los militares, ya se han retirado, en general, a los cuarteles.
El clero sigue con la vara de mando, pero enormemente mermado su poder.

XXX

Y empiezan a surgir los laicos.
Son laicos, eclesialmente hablando, pero son ingenieros, notarios, arquitectos, líderes sindicales….Y un buen grupo: Católicos.
A alguno se le ocurre reunir gente (laica) para organizar un fin social.

Ayudar a los colectivos que lo necesitan.
Es decir: cumplir el Evangelio.
Y surgen las ONG, Fundaciones… especializadas en estos servicios…
Surge una para ayudar a parados.
Si la hace un católico, inmediatamente le nombrarán Consitiario-sacerdote que se pondrá a la cabeza.
Surge otra para el mundo gitano.
Otra para mendigos.
Otra para viudas…
Inmediatamente tendrán su Consejero (Consitiario) sacerdote que les orienta.
Sabrá más de epilepsia que los padres de un epiléptico?
O de gitanos, que un gitano, o que de viudas más que ellas?
Para que necesitan al cura?
Lo tendrán para garantizar la fidelidad al Obispo.

XXX

A no ser que se independicen, se decidan a pilotar su proyecto que será, por supuesto, evangélico, cristiano, católico.
Pero no “eclesial”.
Serán de la Iglesia Católica en la que viven y comulgan.
Pero el proyecto lo dirigirán ellos.
NO hace falta el cura.

XXX
Es esto posible?

Hay miles de programas funcionando así.
Son católicos: sin papeles

NOTA: todo esto lo tengo bastante liado. Espero que me puedas orientar.

No

Evidentemente el Espíritu Santo no elige personalmente al Papa.

Han sido elegidos algunos tan sinvergüenzas que demuestran que no los eligió el Espíritu Santo.

Eso lo hacen los cardenales con todo el impacto humano que lleva ese ir y venir consultando a unos y otros en el Conclave.

EL Papa lo eligen los Cardenales.

Eso si Jesucristo prometió estar con nosotros siempre.

Y siempre estará a disposición del Papa para gobernar la Iglesia.

El Espíritu Santo no eligirá personalmente al Papa. Pero le orientara paternalmente siempre.

Y, el Papa emérito, en el escrito en el que anunciaba su despedida, pedía a la Virgen que ayudara a los Cardenales en la elección.

Eso sí es razonable.

La Iglesia es Santa y divina en su fundador.

El resto es cosa de hombres pidiendo, más o menos intensamente, la ayuda de Dios.

NUEVA EVANGELIZACIÓN

Hay gente buena.

Responsables y cariñosos en su familia.

Fiel en su trabajo, en sus amistades.

Gente buena, que con mayor o menor conocimiento evangélico, cumple lo fundamental del mismo.

Forman lo que el Papa Francisco denomina “clase media de la santidad”.

Otros, se lanzan a anunciar el Evangelio.

No todos estos “apóstoles” anuncian el Evangelio.

Los hay que predican devociones de moda, futuros santitos.

Otros apariciones, visiones o grutas milagrosas.

Los que anuncian Evangelio dan la enormemente mayor parte de su predicación a Jesucristo.

El Señor.

Somos cristianos.

Y a lo que Jesucristo dijo como lo básico y fundamental de su mensaje: “amaos los unos a los otros como yo os he amado”

 XXXX

 Y eso desde la coherencia con su vida.

No se puede hablar de pobreza deseando visceralmente tener siempre más.

No se puede hablar de Justicia siendo privilegiado por la injusticia en que vivimos, y sin hacer nada para suavizarlo.